La postura y el estado físico son una de las grandes preocupaciones de nuestra Sociedad, y especialmente durante este último siglo. El aumento de dolores y patologías en la espalda y demás articulaciones, supone un problema social y económico demasiado importante como para no buscar soluciones.

 

Evolución en los hábitos del ser humano: inadaptación al siglo XXI

 

Durante millones de años el ser humano ha evolucionado tratando de adaptarse a los requerimientos de su entorno con el objetivo de sobrevivir. Una de estas adaptaciones fue la bipedestación. Muchas veces se ha dicho que las personas no están suficientemente evolucionadas para la postura en bipedestación o la capacidad de los animales bípedos para andar sobre las dos extremidades inferiores, y que esa inadaptación es la causa de que actualmente suframos tantos problemas de espalda, artrosis y demás trastornos musculo-esqueléticos. Pero lo cierto es que, en el este de África, se han encontrado  pruebas de que el ser humano hace más de tres millones de años que se puso de pie.

 

Desde el punto de vista de la capacidad evolutiva y adaptativa de cualquier especie, tanto tiempo debería ser suficiente para adaptarse a la posición de pie, por lo que la explicación a esta “epidemia”, debemos buscarla en el uso actual que le damos al cuerpo. Los grandes cambios a este respecto los encontramos en los dos últimos siglos, y especialmente en lo referente a las tareas laborales especializadas y los sistemas de trasporte. Tenemos un cuerpo diseñado para el movimiento y la postura de pie, que utilizamos de manera indebida en el día a día.

 

No cabe duda que la postura bípeda es un gran logro en la evolución del ser humano. Comporta una serie de ventajas que facilitan la realización de actividades laborales como, por ejemplo, tener mayor área de alcance y permitir aplicar fuerzas mayores que en la postura sedente. Muchos puestos de trabajo requieren realizar desplazamientos, o bien acceder a maquinaria y dispositivos lejos de nuestro alcance, por lo que este tipo de acciones no se pueden, en muchos casos, adaptar o diseñar de otra forma que no sea en bipedestación.

 

La estructura ósea y la musculatura ha evolucionado con un objetivo principal: vencer a la gravedad para permitir la bipedestación y ser eficiente en ella. Sin embargo, tras millones de años de costosa evolución hasta conseguir la posición erguida, el ser humano contemporáneo pasa largas jornadas laborales sentado. Toda esta estructura antigravitatoria, a la que tanto tiempo le ha costado adaptarse a la bipedestación, se encuentra ahora ante una posición en la cual no es eficiente ni útil. Sentados en una silla con la espalda apoyada en ella no hay gravedad contra la que luchar.

 

Pero tal como estudió el antropólogo W. M. Krogman, la posición erguida y, sobre todo, permanecer de pie de manera estática, durante toda la jornada laboral puede conllevar consecuencias para nuestra salud: mayor gasto metabólico que en postura sentada, restricción de la circulación sanguínea en los miembros inferiores (venas varicosas), fatiga e inflamación en piernas y pies, fascitis plantar y lumbalgia.

 

Los principios de fisiología y ergonomía más actuales, permiten concluir, que muchas de las dolencias del hombre actual provienen de una falta de adaptación a nuestros nuevos hábitos y costumbres y no a una estructura deficitaria para la bipedestación.

 

Conclusión

 

Para evitar la aparición, evolución y consecuencias de los trastornos músculo-esqueléticos, debemos incidir en el estado físico de la persona, sus hábitos y su entorno, de manera que los riesgos disminuyan.

 

 

FISIOSPINE, avalado por el internacionalmente reconocido Instituto Clavel, es un centro especializado en Gimnasia Postural, método FisioSpine, y en Rehabilitación de la Columna Vertebral. Médicos, Fisioterapeutas, Osteópatas y expertos en Gimnasia Postural de larga trayectoria profesional cuya única misión es la prevención y la curación de tus dolencias de espalda. Te ofrecemos desde el primer momento un servicio exclusivo y personalizado. Nuestro objetivo es único y claro: prevenir, mejorar y recuperar tu bienestar físico.

 

Fuente: