Tratamientos

 VALORACIÓN PERSONALIZADA

Realizamos una valoración personalizada combinada con una sesión de terapia manua u otrosl. A continuación, le propondremos un plan de rehabilitación específicos a su columna, adaptados a sus características y que combine, en caso de ser necesario, terapias pasivas la terapia activa.

 QUÉ SON Y EN QUÉ SE BASAN

Nuestro método parte de la aplicación combinada de terapias activas, como la educación postural y la gimnasia correctiva de calidad, con terapias pasivas tipo fisioterapia específica.  Realizamos una anamnesis y una exploración de la columna vertebral del paciente como punto de partida para el correcto tratamiento de su específico problema.

 PREVENTIVO

Dirigido a personas que no padecen patologías o alteraciones de la columna pero que desean prevenirlas con actividades guiadas y de resultados contrastados. A través de la gimnasia postural, realizaremos un trabajo completo de las diferentes cadenas musculares que nos permitirán mantener nuestra columna sana a lo largo de los años. Además, ganaremos en elasticidad, tonificación y aprenderemos a mejorar nuestra postura.

 REHABILITACIÓN: PROTOCOLOS

El método Fisiospine combina en sus ejercicios el trabajo de tonificación y estiramiento por grupos musculares para garantizar la correcta estabilización de la columna en los diferentes movimientos y posturas.

La estabilización de la columna permite, especialmente, liberar los discos de la zona cervical y lumbar. Una activación muscular más adecuada posibilita una disminución de la presión interdiscal. De este modo, se alivia, e incluso se eliminan totalmente, gran parte de los dolores lumbares, pélvicos y cervicales que tienen su origen en sobrecargas y sobresfuerzos de las articulaciones y músculos implicados.

Los pies son fundamentales en la mecánica del movimiento. Por ello, la fascia plantar, los dedos y los tobillos son objeto de un meticuloso trabajo durante los ejercicios.

VALORACIÓN

A todas las personas que asisten a FISIOSPINE se les realiza una valoración de su estado físico. Si no sufren ninguna patología, les recomendaremos realizar nuestra gimnasia postural de calidad. En el caso contrario, seguirán el protocolo médico más adecuado para resolver su problema.

TERAPIAS ACTIVAS

Las terapias activas son aquellas en las que necesitaremos de la colaboración del paciente su realización. Se combinan ejercicios de estiramiento, tonificación y relajación orientados específicamente al óptimo funcionamiento de nuestro cuerpo y a su correcta colocación postural. Se pretende que el propio paciente active cadenas musculares y conjuntos de ligamentos y articulares para fortalecer la columna. El equipo médico y fisioterapéutico de FISIOSPINE indicará cuál es el grupo de terapia activa más recomendable para una óptima y pronta recuperación

TERAPIAS PASIVAS

Las terapias pasivas son aquellas en las que el paciente es tratado con radiofrecuencia, masajes, etc. Generalmente se indican en la fase inicial de la rehabilitación, o bien cuando existen recaídas. También si el equipo médico y rehabilitador lo considera oportuno.

Terapia pasiva
Terapia activa

Tipos de paciente

 SIN INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA

Se trata de personas que, pese a padecer alguna patología de columna, no requieren intervención médica o quirúrgica. En estos casos, combinaremos las terapias pasivas y activas para garantizar una pronta recuperación. Se facilita la posibilidad de desarrollar actividades de mantenimiento preventivo en las clases de grupo o de forma personalizada si así de desea.

 CON INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA

ANTES DE LA OPERACIÓN

Muchas intervenciones requieren el fortalecimiento previo de las estructuras que se pueden ver afectadas durante la operación. Estos trabajos favorecerán a posteriori la disminución del dolor postoperatorio y una recuperación más rápida y eficaz. En definitiva, un mejor resultado quirúrgico. Todas las estructuras son susceptibles de preparación cara a una intervención: desde la piel hasta los nervios, pasando por los músculos, las fascias, y los ligamentos. También guiaremos al paciente en aspectos como la pérdida de peso, mejora de hábitos y reeducación postural.

DESPUÉS DE LA OPERACIÓN

Es muy importante que la recuperación se ajuste al paciente y al tipo de intervención. Los especialistas rehabilitadores de Fisiospine contarán con esta información, que es la que nos proporciona su especialista de columna. Por poner un ejemplo, no será la misma rehabilitación la que precise una persona de 70 años a la que se le ha realizado una fusión, que una persona de 35 años a la que se le ha sustituido el disco vertebral por uno de artificial. Ni será parecida la recuperación de una cirugía cervical que la de una de columna lumbar; tampoco seguirá las mismas pautas una fusión si su nivel es 1, 2 o 3 de la columna lumbar o que el nivel operado sea L5-S o L2-L3. Evidentemente, recuperar una persona de 90 kgs con gran masa muscular difiere notablemente de una de 55 kgs. con poca masa muscular.

EVITAR RECAÍDAS

Una vez recuperado, es muy importante no recaer. Olvidarnos, en la medida de lo posible, que hemos tenido una lesión y volver a una vida 100% activa, incluso desde el punto de vista deportivo. Hay que señalar que las recaídas no son infrecuentes. Según estudios publicados en la literatura médica, hasta el 20% de los pacientes intervenidos de hernia fiscal pueden recaer durante los siguientes 2 años. En los casos de artrodesis o fusión lumbar o cervical, alrededor del 30% pueden padecer problemas por enfermedad del disco adyacente ( el que se mueve ) por encima de la fijación. Por ello, según el tipo de lesión o intervención, los especialistas de Fisiospine le darán consejos para que no vuelva a lesionarse. Se puede optar por realizar las actividades de mantenimiento y fortalecimiento muscular y postural en nuestro centro o, incluso, en su domicilio particular.